¿Por qué esterilizar a mi mascota?


La esterilización o castración es la cirugía de extirpación de ovarios (y en ocasiones útero) en las hembras y testículos en los machos. Actualmente en el único método eficaz y seguro para evitar la reproducción de nuestras mascotas de forma irreversible. Aunque la mayoría de personas opta por esta vía para evitar molestias en la convivencia, la esterilización tiene numerosas ventajas para la salud. A continuación os explicamos las más importantes:

1. Evita la aparición del celo: durante este período se producen hemorragias en la perra, cambios de carácter, bajada de defensas, olores, vocalizaciones nocturnas en la gata, etc. La cirugía evita por tanto molestias para el animal y para el propietario, facilitando la convivencia y mejorando la calidad de vida de nuestro amigo.

2. Facilita los paseos: durante el celo las perras marcan con orina y desprenden feromonas para que el macho pueda localizarlas fácilmente. Por esta razón, los dueños de perras en celo deben mantenerlas atadas en todo momento, vigilar que no haya machos cerca y evitar que los éstos las sigan. Los dueños de machos, por el contrario, deben soportar cambios de carácter como nerviosismo o ansiedad, intentos de escapes, agresiones hacia otros machos...

3. Previene camadas indeseadas: aunque las hembras que viven en piso tienen muy pocas posibilidades de una preñez no planificada, aquellas que tienen acceso a la calle siempre están en riesgo. Las gatas y perras con acceso a jardín pueden entrar en contacto con machos, ya que tanto unos como otros pueden hacer agujeros en las vallas, saltar y escalar muros o colarse en cualquier despiste. Incluso animales que salen a pasear vigilados pueden escaparse o despistarse de su dueño en cualquier momento. Es importante tener que cuenta que, tanto el embarazo como el parto, suponen un riesgo para el animal. Además debemos ser conscientes de la situación de abandono de mascotas. Actualmente se sacrifican a diario cientos de animales en perreras de toda España, a pesar de haber aumentado las adopciones, ya que el número de animales que buscan casa supera con creces al de dueños potenciales. Muchos de ellos no llegan ni siquiera a entrar en una jaula y mueren atropellados o heridos sin atención. Incluso los animales de raza pueden acabar en la calle, regalados o en manos de malos propietarios que no les ofrecen los cuidados que necesitan por adquisiciones caprichosas.

4. Reduce o elimina problemas de comportamiento: esto es algo muy habitual en machos, ya que ellos no tienen una época de celo limitada, son fértiles durante todo el año. Por naturaleza, y debido principalmente a la testosterona, tienden a marcar su territorio y a defenderlo de sus posibles competidores. Aunque la domesticación y la selección de razas ha hecho que de forma general los machos actuales puedan convivir con otros semejantes sin conflictos importantes, durante la época de celo de las hembras las feromonas provocan aumentos notables de hormonas en sangre, lo que les hace menos tolerantes y más territoriales. La esterilización mantiene al mínimo estos niveles, haciendo que se reduzca el marcaje con orina, las peleas, los escapes y ciertos comportamientos agresivos. Además la frustración de no poder montar a la hembra desaparece, reduciéndose la ansiedad y mejorando la calidad de vida de nuestro compañero.

5. Previene problemas de salud: numerosos estudios han demostrado que la esterilización de la perra antes del primer celo previene por completo la aparición de tumores de mama y lo reduce notablemente cuando se hace después de esta edad. Además tanto en perro como en gato desaparece el riesgo de quistes ováricos y uterinos, infecciones de útero, mastitis y embarazos psicológicos en la hembra y tumores prostáticos, abcesos e inflamaciones de próstata, tumores de testículos, epididimitis, orquitis y tumores de células hepatoides en el macho.

Aunque la mayoría son ventajas existen dos inconvenientes de la cirugía. La primera es intrínseca al procedimiento, la anestesia general, que conlleva un pequeño riesgo. La segunda es la tendencia a aumentar de peso, algo controlable escogiendo una dieta adecuada y controlando la cantidad de ingesta diaria y la actividad física.

*Es importante recalcar que la esterilización no es una solución mágica a ningún problema de comportamiento. Aunque lo ideal es prevenirlo, si tu animal ya presenta una alteración grave (ansiedad avanzada, agresividad, miedo...) es imprescindible acudir a un adiestrador serio que valore el problema, establezca un diagnóstico, proponga un tratamiento y estime cuando es el mejor momento para realizar la cirugía.

Entradas recientes
Archivo

Calle Bravo Murillo, 84 - 28003 Madrid        

HORARIO

Lunes a Viernes

Mañanas 11:00-14:00

Tardes 15:00-19:00

- Necesaria cita previa - 

Sorteo.png