Enfermedades del cachorro

Cuando traemos un nuevo cachorro a casa debemos tener en cuenta que se trata de un animal en desarrollo, tanto en tamaño como a nivel interno. Su sistema inmunitario, encargado de defenderle, sólo tiene los anticuerpos que su madre le ha pasado a través de la leche, por lo que depende exclusivamente del estado sanitario de ésta. Si ella está correctamente vacunada, el cachorro estará más seguro.

Al llegar a casa debemos dar un período de cuarentena de unos 10-15 días para asegurar que está sano. Durante este tiempo el cachorro debe adaptarse a su nuevo entorno y su nueva familia. Es un momento crítico, cualquier cambio supone un estrés que puede provocar una bajada de defensas. Si el perro contacta con algún virus en ese momento hay muchas posibilidades de que desarrolle la enfermedad. Por tanto debemos evitar el contacto con la calle o con animales que salgan al exterior y el frío y ofrecerle una buena dieta y mucha tranquilidad. Tras este tiempo podemos continuar con la pauta de vacunación para poder comenzar a sacarle una vez haya finalizado. Hasta entonces es importante estar siempre pendiente de la aparición de síntomas relacionados con las enfermedades infecciosas más habituales.

  • Parvovirus: se trata de un virus que afecta al aparato digestivo. Causa un daño grave en la capa interna del estómago y el intestino, provocando vómitos abudantes, diarrea maloliente con sangre y malestar. Los cachorros suelen estar apagados, no quieren jugar ni comer, bajan de peso y pueden tener las encías pálidas. Es una enfermedad grave que debe diagnosticarse lo antes posible para evitar complicaciones y mejorar el pronóstico. Suele requerir la hospitalización del cachorro para administrar medicación intravenosa.

  • Coronavirus: es un virus similar al anterior pero que causa menos daños, por lo que los síntomas son más leves (en ocasiones pasan desapercibidos) y muchas veces no requiere tratamiento médico. El pronóstico es bueno y la mayoría de animales lo superan sin secuelas.

  • Moquillo: este virus es cada vez menos frecuente, por suerte, ya que se trata de una enfermedad muy grave y con una alta tasa de mortalidad. Provoca inicialmente alteraciones digestivas (vómitos y diarrea) y respiratorias (conjuntivitis, mucosidad verde, dificultad para respirar, neumonía...). Si el animal supera esta fase en la mayoría de cachorros aparecen después síntomas nerviosos muy variables (temblores, convulsiones, ceguera, falta de coordinación...). Cuanto más graves son los síntomas peor es el pronóstico.

Aunque existen otras enfermedades infecciosas, víricas o bacterianas, que pueden afectar también a los adultos, estas tres son las de mayor importancia en cachorros. Todas ellas se pueden detectar en consulta con un test de resultado inmediato y se debe vacunar frente a las tres durante toda la vida del animal. Es muy importante seguir las recomendaciones de vacunación del veterinario y respetar los tiempos entre dosis para asegurarnos de que nuestro mejor amigo está bien protegido. En Centro Veterinario Yubarta podemos asesoraros de los cuidados sanitarios de vuestro cachorro tanto antes como después de su adquisición.

Entradas recientes
Archivo

Calle Bravo Murillo, 84 - 28003 Madrid        

HORARIO

Lunes a Viernes

Mañanas 11:00-14:00

Tardes 15:00-19:00

- Necesaria cita previa - 

Sorteo.png